Desarrolla tu cuerpo "DTC"

Desarrola tu cuerpo

Efectos negativos suplementos

Efectos negativos de los esteroides anabolizantes:

General

Acné
Ginecomastia
Estrías
Retención de fluidos (edema)
Alopecia masculina
Aumento del vello corporal y facial
Atrofia testicular
Disminución del recuento de espermatozoides
Toxicidad en el hígado
Alta presión sanguínea
Aumento del colesterol
Intolerancia a la glucosa
Crecimiento de la próstata
Supresión pituitaria
Disfunción tiroidea
Debilitación del sistema inmunitario
Cambios de humor (furia de los esferoides)
Adicción

Específicos en la muier

Voz más grave
Desarrollo del clítoris
Crecimiento del vello corporal y facial
Reducción mamaria
Disfunción menstrual

Niños y adolescentes
Falta de crecimiento
Pubertad precoz

Relacionados con su inyección
Hematomas
Infecciones
Lesiones en los nervios
VIH o hepatitis (si se han compartido las jeringuillas)



El riesgo de padecer los efectos secundarios cuando se toman esteroides es alto, del 80% o el 90%. Esto significa que cuatro de cada cinco usuarios pueden experimentar síntomas indeseados. Los problemas más habituales son el acné, la ginecomastia, las estrías y el empequeñecimiento de los testículos. Muchos de los que consumen esteroides consideran estas reacciones como menores y las aceptan como inevitables en su búsqueda del tamaño. En vez de dejar de tomarlos intentan mantener esos síntomas controlados con otros medicamentos como los productos contra el acné y el Nolvadex. La mayoría de las complicaciones derivadas de este consumo son reversibles, desaparecen cuando se deja de tomar el fármaco. Sin embargo, algunos efectos como la alopecia y las estrías son irreversibles.

A pesar de que existe un alto riesgo de sufrir efectos secundarios leves, los graves, de corazón o hígado, son menos usuales y tienen relación con la dosis y la duración del consumo. Cuanto más se toma y durante más tiempo, mayor es el peligro.

En un estudio, los voluntarios tomaron 500 miligramos de testosterona durante 10 semanas y ninguno de ellos padeció ningún efecto secundario. No obstante, hay que tener en cuenta que el riesgo no puede predecirse a nivel individual.

Existen otros factores que varían las consecuencias. Los preparados orales, en forma de comprimido, son más tóxicos para el hígado que los que se inyectan, pero éstos provocan problemas allí donde se introducen, como hematomas, infecciones y lesiones en los nervios. Los esteroides androgénicos como el cipionato. el propionato y el enantato se consideran más tóxicos que otros fármacos menos androgénicos como el decanoato de nandrolona. el Winstrol, el Primobolan. etcétera. Por último, según el país en que vivas la posesión de esteroides sin receta médica está prohibida.


Adicción a los esteróides

Cuando tomas esteroides anabolizantes tienes el nivel de testosterona de 10 hombres en tus venas. Lo suficiente como para hacerte sentir el rey de la jungla: fuerte, lleno de energía y con un impulso sexual como el de un pitbull.

La contrapartida es que suprimen la propia producción hormonal. Cuando se interrumpe el consumo del fármaco el nivel de testosterona desciende hasta el mínimo, una cantidad casi indetectable. Por consiguiente, no sorprende que te sientas tan débil como un gatito. Los músculos se encogen, la fuerza disminuye y se pierde el interés sexual. Estos síntomas son suficientes para hacer que un hombre se deprima. Lo que experimentas se conoce como síndrome de abstinencia de los esteroides.

Cuando ya no se tiene el fármaco en el organismo puede pasar aproximadamente un mes hasta que la testosterona propia vuelva a la normalidad. Durante ese tiempo se carece de energía, se pierde fuerza y el músculo se deshace. La reacción automática es obtener más esteroides de forma rápida. Se siente ansia de toda esa testosterona recorriendo las venas, lo que es una especie de adicción.

¿Cómo puedes evitar esta situación? Los fármacos como la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) y el clomifeno pueden devolver el nivel normal de testosterona. Aunque supone sustituir un fármaco por otro, es una alternativa al síndrome de abstinencia. Seguir con los esteroides todo el año para evitar las consecuencias es una mala idea pues implica un riesgo mayor.

Si tienes que usar esteroides, asegúrate de que sigues unos ciclos adecuados para controlar el fármaco y no al revés. Sí, ya sé que es difícil llegar al gimnasio en una bicicleta si estás acostumbrado a conducir un tanque, pero a veces hay que desacelerar.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=